Sunday, February 18, 2018


SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA – 2018

«  En el primer domingo  nos recuerdan las tentaciones de Jesús, para que contemplemos su vulnerabilidad como miembro de la raza humana.

«  En ese primer domingo contemplábamos y meditábamos sobre la parte de sombra de nuestra vida, la carga de dolor humano, que no viene del Creador pues nos ha creado para que seamos felices como y con Él, sino de nosotros que nos hacemos sufrir unos a otros.

«  Y en el segundo domingo  estamos invitados a contemplar su glorificación, su ser divino.

«  Reflexionamos y contemplamos el lado luminoso y gozoso de la existencia humana, tal como nos ha soñado Dios.

«  Necesitamos meditar y contemplar ambas realidades para poder seguir al Señor incondicionalmente, y estar disponibles para aceptar cualquiera de estos dos aspectos de nuestra existencia. 



PRIMERA LECTURA – Gen 22,1-2.9.10-13.15-18.

Ø   Con este relato del sacrificio de Isaac, termina el ciclo de Abraham.   Relato escalofriante y que suscita un sinfín de preguntas, tal vez porque hemos tenido la tendencia de leerlo literalmente, de una manera fundamentalista, y en el fondo porque así es como muchas  vemos a Dios y no nos acabamos de fiar de Él.

Ø  De acuerdo a un comentarista el autor bíblico usa una leyenda para darnos un mensaje sobre el significado de la fe, sobre el valor de la vida y que Dios es el Dios de la vida que no quiere sacrificios humanos. Una leyenda que va bien con la vida y comportamiento de Abraham.

Ø  Otro comentarista piensa que Abraham en su proceso de ir conociendo al Dios que le ha hablado, llamado y hecho las promesas, desea ofrecerle lo mejor que tiene, aunque esto comporte que las promesas no podrán hacerse realidad, o más bien creer que Dios proveerá.

Ø  Un tercer comentario nos dice que la narración se refiere a un creyente que descubre a través del camino tortuoso del silencio divino la promesa de una salvación total.  

Ø  En el Antiguo Testamento se nos presenta a Dios muchas veces de manera contradictoria, pues unas veces parece que tienen mucha ternura y otras mucho rigor. O que promete y luego pide algo contrario.

Ø  La verdad es que no es Dios quien es ambivalente, sino la fe del ser humano que en su proceso de crecimiento va descubriendo a Dios poco a poco; y esto los autores sagrados lo reflejan en sus escritos, ya que tenemos escritos de muchas épocas diferentes.   La Biblia es en realidad el relato de Dios que busca al hombre, y la respuesta lenta y a veces contradictoria del hombre.

Ø  Tratemos de sacar para alimentar nuestra fe, algo de la  gran riqueza teológica de este texto. 

Ø  Abraham no tiene ya a Ismael, pues ha enviado a la esclava Agar y al hijo fuera de su casa. La garantía de tener descendientes radica ahora en Isaac.

Ø  Abraham entiende, o cree que Dios lo llama y responde prontamente en obediencia “Aquí estoy”.

Ø  Piensa que Dios  le pide que le devuelva el hijo que un día le dio.  Y se dispone a ejecutar lo que cree es la voluntad de Dios.

Ø  Pero esto comportará que las promesas no se harán realidad pues no habrá descendencia, ni tierra, ni promesas. Todo se habrá terminado.

Ø  Abraham perderá todo cuanto ha sido el sostén de su fe, y se lanza en plena oscuridad a realizar lo que cree es la voluntad de Dios, y será así de verdad el padre de los creyentes de todos los tiempos, que confiarán a pesar de no ver, que esperarán contra toda esperanza.

Ø  Dios detiene el brazo de Abraham. Dios condena los sacrificios de niños o de cualquier ser humano.

Ø  Abraham, movido por Dios, no sacrifica al hijo y en su lugar sacrifica un carnero.

Ø  El pueblo de Israel probablemente influenciado por este relato entendió siempre que el primogénito le pertenece a Yahvé y por eso lo rescata con un  sacrificio, el cordero pascual en la noche de Pascua. De la misma forma que Abraham ofrece en sacrificio al carnero en lugar del hijo. Recordemos también  la presentación de Jesús en el Templo, ofrecen dos tórtolas y dos pichones como rescate del hijo.

Ø  Estamos llamados a vivir nuestra fe, nuestra relación de intimidad con Dios en todas las situaciones de nuestra vida, en las que son luminosas y en las que la oscuridad es tal que parece que no queda nada y que estamos solos ante el abismo. Este es el momento del amor incondicional, la fe sin ver, sin luz. Es ciertamente el momento más luminoso de nuestra vida.

Ø  Abraham entiende que Dios no quiere que  se sacrifique ningún ser humano. La  felicidad que experimenta al detener Dios su mano,  me parece se expresa en las frases que leemos “Por haber hecho esto y no haberme negado a tu único hijo… porque me has obedecido…

Ø  Les pongo a continuación algo que he leído en un comentario sobre esta lectura y que me ha parecido sumamente interesante y explicativo. En su libro Según las Escrituras  pone un comentario de  este pasaje hecho por el filósofo danés S. Kierkegaard en su obra Temor y Temblor:

“Cuando el niño debe ser destetado, la madre se tiñe de negro el seno. Sería cruel si el seno siguiera siendo deseable cuando el niño ya no puede apegarse a él. Así, el niño cree que el seno ha cambiado. Pero en realidad la madre es siempre la misma y su mirada está llena de ternura y de amor precisamente en ese momento en el que  separa de si al niño para ayudarlo a crecer.”



Ø  Hay dos puntos importantes en este episodio, la fe de Abraham, la llamada a la fe confiada en Yahvé y el nombre del monte “el Señor provee” que sigue siendo una confesión de fe incondicional en el Dios de las promesas.

Ø  ¿Cuál es nuestro Isaac? ¿Estamos dispuestos a entregárselo al Señor? ¿Aunque esto comporte un cambio radical en nuestra vida?  O ¿aceptar una oscuridad a la que tenemos miedo porque en ella pensamos que el Señor no está? 



SALMO RESPONSORIAL - Salmo 115, 10 y 15. 16-17. 18-19

R. (Sal 114, 9) Siempre confiaré en el Señor.
Aun abrumado de desgracias,
siempre confié en Dios.
A los ojos del Señor es muy penoso
que mueran sus amigos.
R. Siempre confiaré en el Señor.
De la muerte, Señor, me has librado,
a mí, tu esclavo e hijo de tu esclava;
te ofreceré con gratitud un sacrificio
e invocaré tu nombre.
R. Siempre confiaré en el Señor.
Cumpliré mis promesas al Señor
ante todo su pueblo,
en medio de su templo santo,
que está en Jerusalén.
R. Siempre confiaré en el Señor.

ü  Las palabras de la primera estrofa pueden reflejar los sentimientos que llenarían el corazón de Abraham cuando pensó que Dios le pedía a Isaac.

ü  En la segunda estrofa, el autor se declara servidor y sigue diciendo que Dios rompió sus cadenas. Sí el Señor rompió las cadenas, liberó a Abraham de su angustia al revelarle que no le pedía la vida de su hijo.

ü  Su reacción es de gozo y de agradecimiento “ofreceré un sacrificio de alabanza, invocaré su nombre”

ü  La consecuencia de todo esto es que cantará, vivirá con fidelidad su confianza en el Señor  en medio de la comunidad de fe.



EVANGELIO DE MARCO 9,2-10

Ø  Seis días después del primer anuncio de su pasión Jesús se transfigura ante sus discípulos, como un anuncio de su gloriosa resurrección.

Ø  Los dos cuadros grandiosos que nos presenta la liturgia de este domingo se desarrollan en un monte. En la primera narración es el Monte Moria que la tradición posterior identificará simbólicamente con la colina del Templo de Jerusalén.

Ø  Moisés representa la LEY y Elías representa los PROFETAS (Las Escrituras de acuerdo a la fe de Israel está compuesta por la LEY Y LOS PROFETAS).

Ø  Jesús lleva consigo al monte a Pedro, Santiago y Juan que son los mismos que se llevará consigo cuando ore en agonía en el huerto. Estos hombres presencian su gloria y luego presenciarán su debilidad, su “derrota” humana. Serán pues los mejores testigos de que Jesús es Dios hecho hombre de verdad.

Ø  Pedro, como siempre habla por los otros. ¡Qué bueno es estar aquí! Estar en la gloria sin pasar por la oscuridad de la fe, de la cruz, del abandono. Pedro no desea que Jesús regrese al llano, mejor es estar aquí, nosotros haremos las tiendas necesarias.

Ø  Se oye de nuevo la voz del cielo que dice “Este es mi Hijo amado. Escúchenlo.” Ya la habían oído cuando Jesús salía del Jordán después de su bautismo.

Ø  En estas dos  ocasiones  se nos dice que la voz del Padre o la voz de lo alto dice que Jesús es “su Hijo”. Situaciones en que se nos recuerda la gloria de este hijo, que en la vida cotidiana pasa desapercibido o considerado como alguien común como todo ser humano: el bautismo (inicio de su vida ministerial), la transfiguración (en la mitad de su vida).  

Ø  La nube nos recuerda la nube que cubría la tienda del encuentro en el desierto. La nube que es el símbolo de la presencia de Dios. De la nube sale la voz, que atemoriza a los discípulos.

Ø  Pero al levantar los ojos no ven más que a Jesús.   

Ø  No digan a nadie, ¿por qué? Porque esto se entenderá solamente después de la resurrección, ahora no es el tiempo.  

Ø  Como los discípulos, nosotros también deseamos estar en la gloria, en el gozo sin pasar por la oscuridad de la fe, por el camino difícil del seguimiento del Señor hasta la cruz.



SEGUNDA LECTURA DE LA CARTA DE PABLO A LOS ROMANOS 8,31b-34

*      Con este himno al amor de Dios Pablo concluye la sección central de su carta

*      La fe oscura de Abraham, en su camino hacia el monte Moria, el lugar del sacrificio del hijo, de todas sus esperanzas, es la fe confiada de este himno.

o   ¿Quién estará contra nosotros? ¿Quién nos acusará? ¿Quién nos condenará?

o   Si Dios con y por nosotros nada ni nadie nos puede dañar

*      Esta es la seguridad del creyente, aunque todo alrededor esté gritando otra cosa. Para los que vivimos en La Florida, en USA y diría en todo el mundo, después de lo que ha sucedido en un Instituto de educación secundaria en La Florida esta semana, nuestra confianza, nuestros deseos de fidelidad se tambalean.

*      No entendemos, y no preguntamos ¿por qué?.... ¿por qué tantas vidas tronchadas en su juventud casi infancia? ¿por qué tantas ilusiones destruidas en los que han muerto, en los que han quedado?

*      ¿Qué pasó por la mente de quien causó tanto mal? ¿Qué hay en el corazón de alguien que decide matar sin razón? ¿Qué cosa ha causado la destrucción de este ser humano? Porque nuestra fe nos dice que Dios nos ha creado buenos “y vio Dios que era muy bueno…”

*      Pero la Palabra que leemos en la Escritura sigue siendo la misma: “Nada ni nadie nos separará de este amor incondicional de Dios en Cristo Jesús.”  El amor vencerá a la muerte, al dolor, al odio, a la indiferencia.

*      Es hora de decir, como dijo el diácono que dio la homilía de la Misa de hoy, ¡Basta, ya es hora de cambiar esta situación de violencia, no podemos quedarnos indiferentes, todos estamos llamados a trabajar en nuestro corazón para ser agentes de perdón, reconciliación y de paz. Es la llamada del Señor a todos sus seguidores, a la Iglesia y diría que también a todo ser humano.



BIBLIOGRAFÍA

  • GUILLÉN TORRALBA, Juan, “Génesis” en Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia, Estella Navarra, 1997.
  • LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO, comentarios de Luis Alonso Schökel. Misioneros Claretianos, 2010.
  • LOZANO, Juan Manuel, Escritos María Antonia París, Estudio crítico, “El Misionero Apostólico”.   Barcelona 1985.
  • RAVASI, GIANFRANCO. Según las Escrituras.  Doble Comentario de las lecturas del domingo. Año B.  San Pablo, Bogotá,Colombia 2005.

§  VIÑAS, José María cmf y BERMEJO, Jesús, cmf.  “Autobiografía ” de San Antonio María Claret.   

 RINCON CLARETIANO 




  Con tantos sinsabores iba Dios como preparándome para recibir la grande, la indecible alegría que había de inundar mi alma al llegar la Bula de Roma, que vino el 16 de julio de 1855, con tanta prontitud como yo esperaba y se la había dicho al Arzobispo siempre que me ponía tantas dificultades. Las luchas y peleas, lágrimas y suspiros que me cuesta la fundación de esta primera casa, sólo Dios que se complace en los suspiros de un corazón atribulado (por su amor), las sabe.

Cuando vino el real permiso de Madrid, para la fundación, entonces vieron el Arzobispo y el Provisor; el error que antes despreciaron como un aviso de una mujer ignorante y alucinada en su modo de pensar.

El Provisor vino a leerme el Real permiso, al locutorio, y sin parar la atención a las leyes, fijó el día para mi profesión, mas yo sin contradecirle me reía interiormente porque aunque yo no tengo letras, ya Dios me había dicho cómo habían de andar estas cosas, y estaba cierta que mi profesión dependía o había de venir de Roma, pero esto para el Provisor era una herejía. (María Antonia París, Fundadora de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas, Autobiografía 202-204)

También con el S. Provisor quitamos los muchos y gravísimos abusos que había en Capellanías. Y procuraba que las Capellanías que eran de derecho, que podía dar, siempre las daba a los hijos del país que eran buenos, que eran seminaristas internos y daban esperanzas de que con el tiempo serían buenos Curas.

Aumenté el número de Parroquias y dispuse que los Curas enseñasen la doctrina cristiana y que en todos los domingos predicasen o leyesen al pueblo.

Puse la Hermandad de la Doctrina Cristiana, y en un principio de hallarnos en la Isla, todos los Estudiantes tenían que enseñar la doctrina distribuidos en todas las Iglesias. En los domingos hacíamos procesiones de niños, y en los atrios o plazas de las Iglesias se paraba la procesión y se colocaban dos mesas, y encima de ellas subían dos niños y en alta y clara voz se preguntaban mutuamente. Y así los demás, y el pueblo, que se agrupaba con esta novedad, aprendía la doctrina cristiana, que tanto necesitaba. Visitaba siempre y en todas las poblaciones las escuelas de niños y de niñas y platicaba en ellas a los Maestros y Maestras y a los discípulos y discípulas.

Puse un convento de Monjas de la Enseñanza para las niñas [y] les compré una casa que me costó cerca [de] doce mil duros.(Antonio María Claret, Fundador de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas, Autobiografía 558-561)

Tuesday, February 13, 2018


PRIMER DOMINGO DE CUARESMA      – 2018

v  Empezamos el tiempo de gracia de Cuaresma en el que nos prepararemos para celebrar la Pascua de Jesús.

v   Aunque cada año hacemos aparentemente lo mismo, no es lo mismo. Nosotros cambiamos con el tiempo, Dios es siempre nuevo, por eso cada Cuaresma es un nuevo tiempo de gracia, de encuentro con el Señor que nos invita a seguirle más de cerca en este tiempo y participar de su Cruz salvadora.

v  Las lecturas de este domingo nos recuerdan, en la del Génesis  la alianza de Dios con toda la humanidad, Pedro en su carta nos recuerda nuestro bautismo y el evangelio nos presenta a Jesús que se retira al desierto donde es tentado y sale de este “retiro” para proclamarnos que el tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca.



PRIMERA LECTURA – Gen 9,8-15

Ø  Esta bendición que nos relata la lectura de hoy, viene a continuación de la historia del diluvio.

Ø  El autor bíblico de estos textos usa un relato mítico propio de los pueblos de la región de Mesopotamia y lo convierte en una reflexión teológica sobre las consecuencias del mal uso de la libertad por parte del ser humano que le lleva a “naufragar”, a la destrucción de si mismo y del resto de la creación.

Ø  No tiene razón de ser la preocupación o pregunta de si el diluvio ocurrió o no, porque   el autor usa un mito para explicar una verdad de fe.  Al autor no le interesa si ocurrió o no, este no es el mensaje.

Ø  El autor usa una redacción llena de colorido, de imágenes que se nos graban en la memoria, pero estas imágenes tienen que conducirnos al mensaje que intentó transmitir el autor sagrado.

Ø  Dios hace una alianza universal con Noé, representante de la raza humana, de toda la creación, es por lo tanto una alianza universal, que va más allá del  pueblo elegido, es para todos los pueblos de la tierra y para todo lo creado. El énfasis está en la alianza universal.

Ø  Como  en el inicio de todo Dios bendice la obra creadora y de un modo especial a todos los seres humanos “… y vio Dios que era bueno…. Y vio Dios que era muy bueno”. Dios da una nueva oportunidad al ser humano, Dios no se cansa de volver a empezar.

Ø  La señal de la alianza la describe el autor con una imagen sacada de la naturaleza, una imagen de una belleza extraordinaria: “cuando vea el arco en las nubes…me acordaré de la alianza…”

Ø  Dios es presentado  de una forma antropomórfica, es decir a la manera del hombre. Dios necesita ver para recordar, así es el ser humano, necesita ver  para acordarse…

Ø  Era costumbre cuando luchaban dos pueblos o dos personas … como usaban de arma el arco, cuando querían hacer las paces, el que tenía la iniciativa de la paz colgaba su arco a la entrada de su morada, de su tienda.

Ø  Aquí Dios que tiene su casa en el cielo, cuelga su arco, el arco iris, en las nubes a la entrada de su casa y dice “Hago alianza con ustedes… no habrá más diluvio…”

Ø  Era la creencia de aquellos pueblos que Dios es el que enviaba la lluvia, Dios que castigaba a los humanos o con sequía  o con inundación que estas son las armas de Dios.

Ø  El relato del diluvio presenta a Dios como cansado del ser humano, de su maldad, de su pecado y usa una de sus armas “el diluvio” para eliminar o destruir al hombre.

Ø  Ahora hace las paces y como señal pone su maravilloso arco en las nubes. Cuando envíe nubes sobre la tierra, aparecerá el arco en el cielo, y recordaré mi alianza con ustedes, con todos.

Ø  Nosotros sabemos que los colores del arco iris se deben a la luz que pasa por las gotas de agua, pero a pesar de todo esto nos maravillamos al verlo, y del corazón brota la alabanza, la acción de gracias a nuestro Creador y Padre.



SALMO RESPONSORIAL  Salmo 25, 4-5, 6-7, 8-9 

R. (cf. 10) Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Descúbrenos, Señor, tus caminos,
guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.  
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Acuérdate, Señor, que son eternos
tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura,
acuérdate de nosotros.  
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.
Porque el Señor es recto y bondadoso,
indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos.  
R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.
«  El salmista pide a Dios que le descubra sus caminos y le guíe

«  Que recuerde su compasión y su bondad

«  Dios bueno enseña el camino al pecador, guía al humilde hacia la justicia, lo que es justo.

«  Recordemos que la justicia de Dios es hacernos justos como Él es, no es una justicia retributiva como la nuestra, es la justicia de Dios que ama y da sin medida a todos justos y pecadores, y a todos nos llama al amor. Que paga igual al que trabajó todo el día y al que trabajó una hora. Al que toda la vida ha estado en los caminos de Dios y al que entra en estos caminos al final de sus días.  

PRIMER CARTA DE PEDRO 3,18-22

*      El sufrimiento de Cristo es un sufrimiento haciendo el bien “por los injustos” para conducirnos a Dios.

*      Cristo en sus sufrimientos es nuestro salvador y modelo

*      Pedro recuerda el relato del diluvio

*      Y conecta este relato del diluvio y lo compara con el baño del bautismo, que no es ya para un pequeño grupo, sino para todo el que quiere aceptar a Cristo

*      El bautismo no es un baño que quite manchas materiales, sino que es el compromiso hecho con Dios de cultivar una consciencia irreprochable  a través de la resurrección de Cristo Jesús. Cristo con su muerte y resurrección ha abierto para nosotros el camino que lleva al Padre. 

*      Cristo Jesús  está glorificado junto al padre “a la derecha”,   Imagen que recuerda las cortes de los reyes en que a la derecha del rey se sentaba la persona más importante del reino después del rey.  

EVANGELIO DE MARCOS 1,12-15

ü  Después del bautismo, el mismo Espíritu de Dios que descendió sobre Él en el bautismo, lo conduce ahora al desierto.   

ü  El desierto era para el pueblo de Israel el lugar de la prueba y de la toma de decisión y del retorno al primer amor

ü  En el desierto el pueblo aprenderá a confiar en Dios y se enamorará de nuevo.

ü  Jesús que ha tomado sobre si nuestra condición humana, es tentado.

ü  Él es el Israel perfecto que, en la paz y en el silencio contemplativo del desierto, elige la vía del Padre; o también como el Adán de la nueva creación que vive en armonía con las fieras, transformando el desierto en un paraíso interior sobre el cual aletean los ángeles de Dios.

ü  Marcos no nos dice el contenido de estas tentaciones como lo hace Mateo y Lucas.

ü  Pero Marcos si deja claro el triunfo de Jesús sobre el tentador y su abandono en la providencia del Padre, expresado esto en la convivencia con los animales, y en los ángeles que le sirven.

ü  Jesús, el nuevo Adán tiene una convivencia pacífica con la creación, esto nos recuerda el primer Adán en el jardín viviendo en paz con los animales a los que les pone nombre, es decir los animales le están sujetos y él los llama por nombre, los respeta.

ü  Jesús en el desierto hace también realidad la profecía de Isaías … el cabrito con el lobo, la vaca con la osa…. Jesús hace realidad el sueño de Dios sobre su creación.

ü  Tal vez estas lecturas pueden ayudarnos a descubrir la llamada que Dios nos hace, desde el “jardín del edén”,  a cuidar del “jardín”,  cuidar de la creación que es obra del amor de Dios hacia todos los seres. Llamada a regresar a la harmonía con todo lo creado.

ü  Los cuarenta días nos recuerdan los cuarenta años del pueblo en el desierto Ex 34,28, o los 40 días de prueba de Elías 1 Re 19,8).

ü  Satanás, el tentador,

o   Esto nos recuerda el libro de Job donde Satán es el acusador de Job, el fiscal  (ver el inicio del libro de Job).

o    O como en el libro de la Revelación, el que se opone al proyecto divino Ap 12,7-9

ü  Cuando arrestan a Juan Jesús se regresa a Galilea para iniciar su ministerio de anuncio del Reino

ü  Proclama

o   que el tiempo, ¿cual tiempo? El de las promesas de Dios, ya se ha cumplido. Con Jesús ha llegado la plenitud de los tiempos, los últimos tiempos.

o   El reino de Dios está cerca, tan cerca que Jesús es ese Reino. Ciertamente él está cerca  de todos, pero no todos le dejamos entrar en nuestro corazón, y entonces,  el reino no está todavía.

o   ¿Qué pide para que este Reino sea una realidad en cada uno, en la sociedad?

§  Arrepentirnos es decir dolernos del mal que hacemos, cambiar esto, empezar a obrar de otra manera

§  Creer en la Buena Noticia, que a veces por ser tan buena se nos hace difícil de aceptar, de creer.

§  Creer,  que es dejar a Dios entrar en nuestro ser, cambiarnos, hacernos como su Hijo, capaces de amar incondicionalmente.

§  Él murió por todos, por eso no podemos excluir de nuestro corazón a nadie, si queremos ser como Él.

§  Nosotros por el bautismo hemos decidido seguir al Señor que no toma descanso y auxilio a todos cuantos ser acercan a Él o va en busca de los que sufren. Mientras haya un ser humano que sufre cerca de nosotros o en el mundo más lejano, no deberíamos tomar descanso, si no podemos hacer, si podemos orar y ofrecer a Dios lo poco que somos y que tenemos.

§  Sólo así el mundo creerá y podrá cambiar.  

BIBLIOGRAFÍA 

  • CERVANTES GABARRÓN, Juan, “Primera Carta de Pedro” en Comentario al Nuevo Testamento. La Casa de la Biblia. Estella, Navarra 1995.
  • GUILLÉN TORRALBA, Juan, “Génesis” en Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia, Estella Navarra, 1997.
  • LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO, comentarios de Luis Alonso Schökel. Misioneros Claretianos, 2010.
  • LOZANO, Juan Manuel, Escritos María Antonia París, Estudio crítico, “El Misionero Apostólico”.   Barcelona 1985.
  • RAVASI, GIANFRANCO. Según las Escrituras.  Doble Comentario de las lecturas del domingo. Año B.  San Pablo, Bogotá,Colombia 2005.

§  VIÑAS, José María cmf y BERMEJO, Jesús, cmf.  “Autobiography” of St. Anthony Mary Claret. 



 RINCON CLARETIANO

El tiempo comprobó la falsa vocación de algunas de estas voluntariosas, que a los 14 meses se fugó por los tejados con grande escándalo de toda la ciudad, que hasta entonces nos tenían como por ángeles; otras dos murieron sin ninguna vocación a la vida religiosa. Las que profesaron son buenas religiosas, aunque me cuestan bastante trabajo.201    En estas jóvenes no puedo decir yo como Santa Teresa que dice de sus primeras monjas que parecía que Dios las escogía expresas para aquella Casa. Yo también puedo decir que Dios Nuestro Señor me las mandó expresas para purificar mi alma. Con las tres primeras sólo he descansado; que éstas parece que Dios me las dio para mi consuelo y ayuda, porque han sido incansables en los trabajos, fatigas, y siempre alegres y contentas en tantas fatigas y tribulaciones que pasamos al principio. Creo que Dios las hará santas a las tres. A pocos días de haberse huido la apóstata me dijo Nuestro Señor: «¿Cómo sería esta Orden una copia perfecta del Apostolado si no hubiese tenido un Judas?» Entonces sentí la pena que traspasó el Alma Santísima de Nuestro Divino Salvador, por la pérdida del infeliz Judas. Entonces quedamos doce y andaba el demonio sembrando cizaña por todas partes, por ver cómo podría disolver esta santa casa; pero desde este hecho, quedaron todas mucho más fervorosas, que no habían estado nunca. Esto ha hecho siempre Nuestro Señor en ésta su Obra, que de todo lo que el infierno pretendía sacar mal, Dios Nuestro Señor sacaba mayores bienes. ¡Bendito sea por tanta bondad! (María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 200-201)



Dios mediante, se cambió completamente. Puse por Rector de dicho Seminario a D. Antonio Barjau, Sacerdote dotado del celo para educar niños y jóvenes, y este buen eclesiástico, con sus buenas maneras, fue corno les iba metiendo en carrera y les hacía practicar la Religión y aplicar a las ciencias. Así es que últimamente estaban muy adelantados tanto en la virtud como en las ciencias, y muchos de ellos ya se han ordenado y otros se van ordenando.

Como necesitaba de pronto sacerdotes y el Seminario no me los podía (dar) sino después de mucho tiempo, me valí de este medio: convidé a estudiantes de Cataluña que estuviesen concluyendo la carrera, y en Santiago la terminaban y se ordenaban con el título de una sacristía, y después hacían oposiciones a Curatos. Ordené a treinta y seis. (Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 556-557)

  

Sunday, February 4, 2018


SEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO B – 2018

Jesús sigue su ministerio de anuncio del Reino, curando toda suerte de dolencias

«  Hoy Jesús cura a un leproso. El tema de los enfermos de lepra lo toca la lectura del Antiguo Testamento y la del Evangelio

«  Pablo invita a ser todo para todos.

LIBRO DEL LEVÍTICO

Ø  Este libro, el tercero del Pentateuco, se llama en Hebreo Wayyiqrā’ = “Y él llamó”.

Ø  El nombre de Levítico se deriva de la traducción Vulgata de la traducción griega de Los Setenta “Leuitikon”.

Ø  Es un nombre bien puesto ya que este libro tiene las leyes litúrgicas para el sacerdocio levítico.

Ø  Además de estas leyes, en este libro se encuentran otras leyes que tienen que ver con la santidad de vida, en todos sus aspectos físicos, psíquicos y morales.

Ø  AUTOR – EL LIBRO

o   Como en casi todos los libros, es imposible señalar un solo autor. El libro se fue formando a través de los siglos con la contribución de muchas manos.

o   Pertenece a la tradición “sacerdotal.”

o   La legislación se relaciona fuertemente con la figura  de Moisés

o   Aunque se encuentran en el libro algunas leyes antiguas, en su forma actual se deriva del tiempo después del retorno del exilio de Babilonia.

o   El libro tiene las siguientes partes:

I           LA LEY DEL SACRIFICIO

II          LAS CEREMONIAS DE ORDENACIONES SACERDOTALES

III         LAS PURIFICACIONES LEGALES

IV         LA FIESTA  DE LA EXPIACIÓN

V          EL CÓDIGO DE  SANTIDAD

PRIMERA LECTURA Lv 13,1-2; 44-46

*      Lepra era realmente aquellas afecciones de la piel que se veían infectadas y eran permanentes, no siempre era la enfermedad que ahora se llama “lepra”.

*      Las precauciones y reglas para quienes sufrían alguna de estas enfermedades infecciosas de la piel, seguramente empezó siendo una norma de higiene y protección de la población

*      Al paso del tiempo, como siempre pasa y todavía hoy también, hacemos muchas cosas que le damos un sentido que no tiene porque no sabemos por qué empezó a hacerse.

*      Si a esto le añadimos que se le da un sentido y valor religioso, entonces lo que fue para bien de las personas, a veces se convierte en algo negativo, como ocurrió con esta ley del levítico.

*      Siguiendo el pensamiento religioso de Israel, que hemos mencionado ya en otra ocasión, si eres bueno te va bien y si eres pecador de va mal. Por lo tanto si estás enfermo es porque has pecado.

*      Entonces se entiende en cierto modo, el aislamiento del enfermo porque es  pecador,   intocable, impuro y tiene que estar separado de la sociedad, ”fuera del campamento”.

SALMO RESPONSORIAL – Salmo 32, 1-2, 5, 11  

PERDONA SEÑOR NUESTROS PECADOS.

Feliz el que ha sido absuelto de su pecado

y liberado de su falta!

¡Feliz el hombre a quien el Señor

no le tiene en cuenta las culpas,



PERDONA SEÑOR NUESTRO PECADOS.

Pero yo reconocí mi pecado, no te escondí mi culpa,

pensando: «Confesaré mis faltas al Señor».

¡Y tú perdonaste mi culpa y mi pecado!

y en cuyo espíritu no hay doblez



PERDONA SEÑOR NUESTRO PECADOS.

Alégrense en el Señor, regocíjense los justos!

¡Canten jubilosos los rectos de corazón!

PERDONA SEÑOR NUESTRO PECADOS.



El salmista describe muy bien aquí la alegría que experimentaba un leproso a quien se le declaraba curado. Estaba curado físicamente, pero ahora sobre todo espiritualmente y socialmente.

La lepra se ha usado  muchas veces para describir el pecado, que va destruyendo a la persona  y a la sociedad, así como la lepra destruye al leproso.



EVANGELIO – MARCOS 1,40-45

ü  Un leproso, que como hemos visto estaba sometido a un aislamiento y desprecio sorprendente, se acerca a Jesús.

ü  Ha oído de este nuevo Maestro joven de Nazaret que ha curado a tantos, que no rechaza a nadie, que se compadece de todos, que trata a todos como personas dignas.

ü  Si quieres, puedes curarme. Sí quiero.

ü  Jesús al mismo tiempo que pronuncia las palabras “Sí quiero” toca al hombre.

ü  Es como si quisiera tomar para si la lepra de este hombre y el desprecio a que ha estado sometido, para destruirlo en su persona, anticipo de lo que hará en la cruz para todos.

ü  Sí quiero ser uno contigo, sí quiero que puedas volver a los tuyos, a tu comunidad, sí quiero que recobres tu estima propia, sí quiero que descubras el amor inmenso que Dios te tiene, sí quiero que seas feliz.

ü  Jesús es la plenitud de la revelación de Dios, es Dios mismo viviendo entre nosotros. Y Él que ha venido para anunciarnos la buena nueva del amor del Padre, nos dice que el Padre no quiere el desprecio y aislamiento de nosotros  pecador, sino que quiere que experimentemos  de tal forma que Dios nos  ama, que volvamos  a Él y seamos felices. 



SEGUNDA LECTURA 1 Cor 10:31-11:1



  • Pablo habla a los miembros de la comunidad de Corinto, y les invita a que todo cuanto hagan (comer, beber, divertirse, trabajar, rezar, viajar, descansar…..) todo lo hagan para gloria de Dios. ¿qué quiere decir esto de hacer para la gloria de Dios?
  • La gloria de Dios es el ser humano en plenitud, es decir un ser humano libre que no tiene otra atadura que el amor a Dios manifestado en el amor a los demás seres humanos.
  • ¿Cómo ha de ser este amor a los demás seres humanos para ser de verdad amor a Dios?
    • Dar gusto a todos
    • No buscar el propio interés
    • No dar motivo de escándalo a nadie
    • Y todo esto para colaborar en la salvación de nuestros hermanos y hermanas
    • En una palabra es tomarnos en serio nuestra vida de bautizados y de seguidores de Jesús.



BIBLIOGRAFÍA



FALEY, ROLAND J., T.O.R. “Leviticus” in The New Jerome Biblical Commentary, Englewood Cliffs, New Jersey  1988.

FLOR SERRANO, GONZALO. “Salmos” en Comentario al Antiguo Testamento II, Casa de la Biblia, 1997.

LOZANO, Juan Manuel, Escritos María Antonia París, Estudio crítico, “El Misionero Apostólico”.   Barcelona 1985.  

VIÑAS, José María cmf y BERMEJO, Jesús, cmf.  “Autobiografía” de San Antonio María Claret en  San Antonio María Claret Autobiografia y Escritos Complementarios, edición bicentenario    Buenos Aires-Argentina 2008.



 RINCON CLARETIANO 



Muéstrese el Misionero, siempre afable y sea todo para todos, pero sin perder un punto la gravedad, y circunspección religiosa.
Guárdese que por su flojedad no se le pierda el respeto y veneración que se debe al carácter sacerdotal de que está revestido.
No tome familiaridad con nadie, y sea tratable a todos; durante el viaje hable poco y medite mucho. Su posada en poblado sea en los hospitales. .
Trate con respeto a todos, si quiere ser respetado como conviene a un ministro del Señor: para esto le servirá el no tomarse libertad con nadie.
María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas. El Misionero Apostólico, 2.1-2.4,2.5
Permaneciendo en Viladrau, todos los enfermos de la población y muchos que de fuera traían, todos queda[ban] curados. Y como se extendió de aquí la fama, así es que en todas las poblaciones a donde iba se me presentaban muchísimos enfermos de toda clase de enfermedades; y como eran tantos los enfermos y tan diversos los males y, por otra parte, yo me hallaba tan ocupado en predicar y confesar, no tuve por conveniente en señalar remedios físicos. Les decía que les encomendaría a Dios y entre tanto les hacía la señal de la santa cruz y les decía estas palabras:   Y decían que quedaban curados.
San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 180.