Sunday, May 21, 2017


ASCENSIÓN DEL SEÑOR –  2017

«  Hace 40 días celebrábamos el triunfo de Jesús sobre la muerte, su RESURRECCIÓN

« Han pasado 40 días durante los cuales Jesús se ha hecho presente, de diversas formas, entre sus apóstoles que serán los testigos de su resurrección.

« Hoy celebramos en la liturgia el paso de Jesús de esta existencia visible al Padre, de donde ha venido en la Encarnación.

« Ya no será visible, ahora su presencia es en el sacramento, en la palabra y en sus testigos de todos los tiempos, en una palabra en su Iglesia.

« Él seguirá acompañando a cada hombre y a cada mujer de todos los tiempos, explicándonos el significado de nuestra vida si queremos escucharlo.   

 PRIMERA LECTURA – Hechos 1,1-11

-        Jesús les pide que se queden en Jerusalén hasta recibir la promesa del Padre, de lo cual les ha hablado en diferentes ocasiones.  

-        Dice Lucas que el Señor ha tratado en formas convincentes de que supiesen que Él está vivo.

-        Juan bautizaba en agua, ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo.

-        Si entramos en el significado de bautismo, la palabra bautizar significa sumergir. Es decir que los apóstoles serán sumergidos en el Espíritu de Dios que llamamos el Espíritu Santo.

-        Lo mismo ocurrirá a lo largo de la historia con todos los seguidores de Jesús. 

-        Es decir que el Espíritu no viene de forma externa, sino que nos sumerge en Él.

-        Ellos desean saber si será restablecido el reino de Israel, pero Jesús les dice que este conocimiento  se lo ha reservado el Padre.

-        Pero ellos recibirán el poder del Espíritu Santo que vendrá sobre ellos, y los hará testigos de Jesús en todo el mundo.

-        Es importante entrar en el significado simbólico del vocabulario usado para describir este misterio de fe, el paso  o el retorno de Jesús al Padre:

o   Levantado = nosotros siempre miramos al cielo azul que nos cubre cuando nos referimos al cielo, la morada de Dios.  Es decir que Jesús se va hacia el Padre.

o   Ellos siguen mirando, qué bien se está cuando se entra en la esfera de Dios…

o   No sigan mirando, Él regresará

o   Pero ahora hay que ser sus testigos, con todo cuanto esto comporta. Ahora empieza el tiempo de la Iglesia, nuestro tiempo en que hemos de hacer las mismas obras de Jesús. A esto hemos sido llamados en nuestro bautismo.

-        No es una despedida triste, no es un día de duelo, es un día de triunfo por eso la Iglesia pone en nuestro labios   el salmo responsorial:

o   Se nos invita a batir palmas, a dar gritos de júbilo, a cantar las alabanzas a nuestro Rey, a cantar himnos

o   Porque el Señor establece su trono en lo alto, reina sobre las naciones y se sienta como Rey en su trono sagrado.

-        No es una despedida triste, ni un día de duelo porque Jesús ha triunfado definitivamente sobre el mal y la muerte.

-        Este triunfo ya es nuestro en esperanza, ahora por un corto tiempo hemos de trabajar con el Señor para invitar a todos al banquete celestial por toda la eternidad.  

SEGUNDA LECTURA  Efesios 1,17-23

-        El autor de la carta pide que el Dios de Jesús 

o   Nos conceda espíritu de sabiduría y de entendimiento para conocerle

o   Ilumine nuestro ser interior para que conozcamos la gran esperanza a la que hemos sido llamado

o   Conozcamos la riqueza de su herencia, destinada a ser distribuida entre los miembros de la Iglesia y entre todos aquellos hombres y mujeres de buena voluntad que buscan a Dios sin conocerlo, pero con un corazón sincero.

o   Conozcamos el alcance de su poder en los que creemos y que puede ser de todo el que quiera acogerlo

o   Es el mismo poder manifestado por el Padre en la resurrección de Jesús de entre los muertos y en darle una gloria que está por encima de todo lo creado

o   Pues ha puesto todo bajo los pies de Jesús, es decir ha hecho a Jesús Señor, Cabeza de la Iglesia que es su cuerpo.   

o   Se vislumbra aquí la realidad de la Iglesia: plenitud de Cristo, imperfección de este cuerpo formado de miembros que se están haciendo en el proceso de la vida. La realidad perfecta y el proceso en camino, no terminado todavía de la comunidad y de cada miembro.

o   Iglesia a la que se le siguen uniendo otros hombres y mujeres que no conocen todavía a Cristo pero de alguna manera lo buscan en su corazón sincero y de buena voluntad.

o   Una buena preparación para la celebración del triunfo de Jesús durante los días que nos quedan hasta el domingo será preguntarnos:

o   ¿Conozco de verdad a Jesús, de tal manera que este conocimiento me llena de esperanza, de alegría, de fuerza y de confianza sin límites?  Tengamos una conversación de corazón a corazón con el Señor Jesús.  

EVANGELIO Mateo 28,16-20

Ø  Mateo pone al final de su evangelio el envío misionero que hace Jesús a los once.

Ø  Los once, la iglesia naciente, han ido a Galilea.

Ø  En la mañana de la resurrección Jesús les había encargado a las mujeres de ir y decir a los discípulos que fueran a Galilea y allí le verían.

Ø  ¿Por qué Galilea y no Judea donde estaban?

Ø  Galilea era el lugar de su primer encuentro con Jesús, diríamos el lugar de su primer amor, cuando se habían entusiasmado con aquel joven que anunciaba un reino de amor, paz, igualdad y fraternidad, y se habían entusiasmado con su persona y con su proyecto.

Ø  Ahora después de todo lo pasado con la crucifixión de Jesús, sus cobardías, y su haberlo abandonado, Jesús los invita a regresar, diríamos regresar a “casa”.

Ø  Ellos van a Galilea, cuando Él se hace presente lo adoran, pero dudan.

o   En los evangelios y en los Hechos vemos como la primera comunidad de seguidores, después de la resurrección, dan a Jesús el honor debido a Dios, lo adoran.

o   Interesante lo que añade Mateo, dudaban ¿por qué? Dudaban porque sentían tanta alegría que no podían creerlo, dudaban porque no creían que fuese Él?

o   No sabemos, pero lo cierto es que esta frase de Mateo es alentadora para todos nosotros, los seguidores del siglo XXI, nosotros también dudamos en nuestra vida, en nuestra relación con Él.

Ø  El que duden no es obstáculo para que Jesús los envíe. Somos enviados a pesar de nuestras dudas, nuestras infidelidades, nuestras perezas, nuestras muchas tentaciones contra nuestra misión de ser misioneros.

Ø  El que envía es Jesús y su voluntad no está condicionada por nuestro estado de ánimo o por nuestras actuaciones.

Ø  Todos hemos sido enviados como consecuencia de nuestro bautismo

o   Vayan y hagan discípulos, es decir entusiasmen a otros para que me sigan

o   No a un grupo selecto, sino a todas las naciones, nadie está excluido de este anuncio, de esta felicidad, nosotros no podemos poner obstáculos, con nuestra vida, a lo que Jesús quiere: a todas las naciones.

o   Una vez los hayan hecho discípulos, los hayan entusiasmado y estén dispuestos a seguirme, bautícenlos en el nombre de la Trinidad, de Dios.

o   Es decir sumérjanlos en las aguas de la vida, que significan este sumergirse profundo y real en la Trinidad, en la vida de nuestro Dios.

o   Enséñenles todo cuanto YO les he enseñado a ustedes. Lo que hemos de enseñar es lo que Jesús nos ha enseñado y que el Espíritu con su luz nos va explicando, como nos dice Juan en su evangelio “el Espíritu les recordará todo cuanto yo les he enseñado”

o   Si nos asusta esta responsabilidad, si pensamos que no podemos sigamos escuchando a Jesús y nos dice

o   YO ESTOY CON USTEDES SIEMPRE HASTA FIN DE LA HISTORIA, DEL TIEMPO.

Ø  Nada de miedos, nada de perezas, nada de excusas Jesús resucitado que nos envía está con nosotros siempre.

Ø  GRACIAS Señor por ser el Emmanuel, el Dios con nosotros, como había dicho el ángel a José que dudaba cuando supo que María estaba embarazada, no temas se llamará Emmanuel que quiere decir Dios-con-nosotros.  

Pongo a continuación un texto tomado de un comentario que he leído:

Tenemos que tener, ante todo, una fe absoluta en el cuidado protector de Dios. Dios continúa trabajando en el corazón y en las conciencia de todos sus hijos, aunque nosotros pensemos que son “ovejas perdidas”.

Continúa trabajando dentro y fuera de la iglesia. Dios no abandona a nadie, aunque nunca hayan oído hablar del evangelio de Jesús.

Pero esto no nos exime de nuestra responsabilidad. ¿Cómo quiere el Señor ofrecer la buena nueva de Jesús a los hombres y mujeres de nuestro tiempo? 

 RINCON CLARETIANO

Desde el primer día que empezó a aflojar el mareo a mis compañeras (que a mí me duro todo el viaje tan horroroso que se temían me iba a morir) ordené todas las horas de los ejercicios espirituales, de oración, lectura y exámenes y rezo, etc. Rezábamos el Santísimo Rosario nosotras abajo, y la
tripulación respondía desde arriba con mucha devoción y no pocas veces con lágrimas de ternura, especialmente al canto del Santo Dios que yo lo hacía con tanto fervor como que me arrebataba.  Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas. Autobiografía 141    

Por la tarde pasé a Sallent, mi Patria, y todos me salieron a recibir. Por la noche les prediqué desde un balcón de la plaza, porque en la iglesia no habrían cabido. Al día siguiente celebramos una Misa solemne, y por la tarde salí para Santmartí, y por la mañana pasé a Nuestra Señora de Fusimaña, a que había tenido tanta devoción desde pequeño. Y en aquel Santuario celebré y prediqué de la devoción a María Santísima; de allí pasé a Artés, en que también prediqué; luego a Calders, y también prediqué, y fui a comer a Moya, y por la noche prediqué. El día siguiente pasé por Collsuspina, y también prediqué, y fui a comer a Vich, y por la noche prediqué. Pasé a Barcelona, y prediqué todos los días en diferentes iglesias y conventos, hasta el día 28 de diciembre. San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas. Autobiografía 501.
BIBLIOGRAFÍA

CLARET, Antonio María. Autobiografía.  

PARIS, María Antonia. Autobiografía en Escritos, con Comentarios por   Juan Manuel Lozano.

PÉREZ HERRERO, Francisco. “Evangelio Según San Marcos” en Comentario al Nuevo Testamento. Casa de la Biblia 1995. 

RAVASI, Gianfranco. Según las Escrituras – Año B. San Pablo-Bogotá, Colombia 2005.

SCHÖKEL, Luis Alonso. LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO (comentarios). Misioneros Claretianos. China 2010.   

Monday, May 15, 2017


SEXTO DOMINGO DE PASCUA – CICLO A – 2017



Estamos llegando al final del tiempo pascual. Hagamos un recuento del itinerario seguido en la liturgia en estos seis domingos antes de la Ascensión del Señor:

·       En el primer domingo contemplamos como Pedro y Juan van al sepulcro y al ver como estaban los lienzos que cubrían el cuerpo de Jesús, Juan vio y creyó.

·       En el segundo domingo pudimos ver la bondad y ternura de Jesús en su diálogo con Tomás y con los demás apóstoles, y oímos decir al Señor que son bienaventurados los que creen sin ver.

·       En el tercer domingo leímos el episodio fascinante de Jesús caminando con dos de sus discípulos hacia Emaús.

·       En el cuarto domingo Jesús se nos presenta como el Buen Pastor, como la puerta de las ovejas.

·       En el quinto y sexto los evangelios están tomados del discurso de Jesús en la última cena:

·       Quinto domingo:

-        El cielo como una casa con diversas moradas, una para cada cual

-        Jesús como camino, verdad y vida para llegar a esta “casa”

-        Jesús como la imagen del Padre, sacramento del Padre como leemos en el documento “Lumen Gentium” del Concilio Vaticano II

-        Y Jesús nos dice que quien cree en Él hará las mismas obras y aún mayores que las que hace Él y,  la razón para esto, es que Él se va al Padre.

·       Sexto domingo:

-        La promesa del Espíritu Santo

-        Estamos en Cristo  

PRIMERA LECTURA – Hechos 8,5-8; 14-17

Ø   El domingo pasado escuchamos como al ir creciendo la iglesia tuvieron que ampliar los ministerios y nació así el diaconado en la iglesia, como servicio de caridad. Este ministerio ha sufrido cambios y ha evolucionado a lo largo de la historia de la Iglesia.

Ø  Hoy Felipe, uno de los siete diáconos elegidos por la comunidad para servir a las viudas y demás personas  en sus necesidades, se va a Samaría a llevar la buena noticia.

Ø  La situación que vivían era de persecución, con Saulo (Pablo) declarándose cada vez más en contra de los seguidores de Jesús.

Ø  Siguiendo lo que Jesús una vez les había dicho, huyen de un sitio para otro debido a la persecución y van anunciando la buena nueva.

Ø  Los samaritanos escuchan lo que Felipe les proclama y son bautizados

Ø  Al llegar a los apóstoles esta noticia, envían a Pedro y a Juan a ese lugar

Ø  Y al ver que no han recibido todavía al Espíritu Santo, les imponen las manos y reciben el Espíritu Santo.

Ø  Bonita imagen de la Iglesia naciente, no pierde ocasión de anunciar, la misma persecución es ocasión de esparcir la buena nueva a otros hermanos y hermanas.

Ø  Esta pequeña iglesia hace realidad lo que Jesús les ha dejado encargado “vayan, proclamen, bauticen, enseñen” ¿qué cosa? Todo cuanto yo les he hablado.

Ø  ¿Y qué es lo que nos ha hablado de palabra y de obra? Que Dios es amor, y que estamos llamados a amar pues somos la imagen de nuestro Creador que no sabe hacer otra cosa que amar sin condiciones. A esto estamos llamados y esto es lo que hemos anunciar con nuestras palabras, pero mucho más con nuestra vida.

Ø  ¿Es así nuestro entusiasmo por el Señor, que no perdemos ocasión de vivir este mandato del Señor, no tanto con palabras sino con nuestra vida que tiene que proclamar a gritos que el Señor vive y por eso al encontrarnos con Él en la comunidad cada domingo, nuestra vida va cambiando poco a poco.

SALMO RESPONSORIAL. Sal 66, 1-7.16.20.

R. (1) Las obras del Señor son admirables. Aleluya.
Que aclame al Señor toda la tierra.
Celebremos su gloria y su poder,
cantemos un himno de alabanza,
digamos al Señor: "Tu obra es admirable".
R. Las obras del Señor son admirables. Aleluya.
Que se postre ante ti la tierra entera
y celebre con cánticos tu nombre.
Admiremos las obras del Señor,
los prodigios que ha hecho por los hombres.
R.
Las obras del Señor son admirables. Aleluya.
El transformó el mar Rojo en tierra firme
y los hizo cruzar el Jordán a pie enjuto.
Llenémonos por eso de gozo y gratitud:
El Señor es eterno y poderoso.
R.
Las obras del Señor son admirables. Aleluya.
Cuantos temen a Dios, vengan y escuchen,
y les diré lo que ha hecho por mí.
Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica,
ni me retiró su gracia.
R. Las obras del Señor son admirables. Aleluya.

*     Este salmo  es una invitación a cantar las obras admirables que Dios ha realizado a favor de los seres humanos     ¿Cuáles son?

Ø  La creación

Ø  El éxodo, liberación: ha convertido el mar en tierra firme

Ø  El salmista nos invita a escuchar lo que Dios ha hecho por él

Ø  ¿qué ha hecho Dios en mi vida? Dediquemos algunos tiempos de oración en soledad y silencio tú a tú con el Señor y hagamos el recuento de las obras admirables que ha hecho en nuestra vida.  

SEGUNDA LECTURA – 1Pe 3,15-18

ü   Pedro nos invita a reconocer y tener en nuestro corazón a Cristo como Señor, es decir tenerlo como Señor de nuestra vida.

ü  También nos dice que necesitamos estar dispuestos siempre a dar razón de nuestra fe a quien nos pregunte, es decir saber por qué creemos lo que decimos creer, hacer nuestra la fe que hemos recibido de nuestros mayores.

ü  Nos dice también que es mejor sufrir haciendo el bien, que sufrir porque hayamos hecho el mal.

ü  La razón para esto es que Jesús inocente sufrió por nosotros pecadores.

ü  Fue condenado a morir, pero Dios lo regresó a nueva vida en el Espíritu.

ü  ¿Cuál es mi reacción ante el sufrimiento injusto en mi vida? ¿Cuándo sufro sin haber hecho el mal del que me acusan qué hago, qué digo? ¿Me alegro, como los apóstoles por haber sufrido algo por el Señor, o me indigno,  busco vengarme, me entristezco? 

EVANGELIO  Jn 14,15-21

*     Jesús dice a sus discípulos “si me aman, guardarán mis mandamientos”

*     ¿cuáles son sus mandamientos? En la última cena él los resumió en uno solo “ámense unos a otros…” pero también para saber cómo vivir este único mandamiento, necesitaremos mirar toda la vida de Jesús para ver cómo obra y qué nos dice, pues Jesús es la nueva Ley que viene a plenificar la Ley de la Antigua Alianza, la Ley del Sinaí.

*     Si vivimos sus mandamientos Jesús pedirá para nosotros otro abogado que estará siempre con nosotros.  

*     Por qué solamente los que vivimos sus mandamientos y creemos en Él? Acabo de leer algo que me ha parecido muy iluminador en relación a esta pregunta: 

ü  El Espíritu  es la unción que Cristo recibe como cabeza del cuerpo que es la Iglesia

ü  De Él, cabeza, el Espíritu como un ungüento sagrado se derrama sobre todo el cuerpo, la Iglesia.

ü  Este Espíritu que Cristo, cabeza, derrama sobre toda su iglesia es el que hace posible, la vida, la fe, los ministerios en la comunidad creyente.

ü  Me parece que esta puede ser la explicación de por qué Jesús dice que pedirá el Espíritu para aquellos que guardan sus mandamientos.

ü  Es decir aquellos que están unidos a la cabeza. 

*     En oración, unidos a Jesús, pidámosle nos haga entender esta imagen tan hermosa de Cristo cabeza e Iglesia-comunidad de fe, cuerpo.

*     La lectura de hoy termina con esta afirmación de Jesús “

·       Quien ama a Jesús, será amado por el Padre

·       Jesús le amará y se le revelará, se le dará a conocer en la intimidad de este amor. 

  


 
 RINCON CLARETIANO 



¡Oh Señor y Dios mío, cómo Vos sois el Padre más amante y el amigo más fiel! Todos nos dejaron en manos de gente desconocida y no hubo uno que tuviera espíritu para acompañarnos, y Vos Padre mío amantísimo nos llevasteis a la palma de vuestra santísima mano. ¡Oh quién diese voces por todo el mundo, para decir cuán fiel sois a vuestros amigos, pues lo habéis sido a quien tan enemiga vuestra ha sido, y ojalá no lo fuera después de haber recibido tantas finezas de amor!    (Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 140)

El martes, día 8, ya salí de Vich para Barcelona y Madrid, y el Excmo. e limo. S. D. Brunelli, Nuncio de S. S., me puso el Palio el domingo día 13 del mismo mes. Me presenté a S. M. y a los Ministros del Gobierno, y mientras despachaban mis asuntos me dediqué en Madrid en predicar, confesar, etc. Arreglados mis negocios, me volví a Cataluña. Al llegar a Igualada, que fue el día último de octubre, prediqué el día de Todos los Santos, y al día siguiente fui a Montserrat, en que también prediqué. Luego pasé a Manresa, en que se hacía el Novenario de almas por el P. Mach; por la noche les prediqué y al día siguiente di la sagrada Comunión a muchísima gente, que, como ya lo sabían, se habían preparado al efecto.  (San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 500)

BIBLIOGRAFÍA

CLARET, Antonio María. Autobiografía.

PARIS, María Antonia. Autobiografía.

SCHÖKEL, Luis Alonso, La Biblia de nuestro Pueblo.

DAILY ROMAN MISSAL – Midwest Theological Forum

Sunday, May 7, 2017


 QUINTO DOMINGO DE PASCUA – CICLO A - 2017

Ø  La primera lectura nos hace mirar a la vida de la primera comunidad cristiana, como trata  de encontrar solución a sus problemas. Así van naciendo los distintos ministerios que el Espíritu Santo inspira a la iglesia.

Ø    El EVANGELIO  tomado del discurso de despedida de Jesús en la última cena según el evangelio de Juan.
PRIMERA LECTURA – Hechos 6,1-7
Ø  Jesús les había dicho a sus apóstoles en su discurso de despedida que les enviaría el Espíritu Santo, su espíritu para que les recordara todo cuanto Él les había enseñado. En esta lectura de Hechos vemos estas palabras hechas realidad.

Ø  Este pasaje es como un flash de lo que hará la Iglesia cuando es confrontada por problemas nuevos durante su camino histórico.

Ø  Los que tienen la misión de guiar a la Iglesia, los pastores, tendrá que mirar los problemas o dificultades o situaciones nuevas que se presentan a la comunidad cristiana para descubrir en ellas lo que el Espíritu dice a la Iglesia.

Ø  Todos los grupos eclesiales tendrán que hacer esto en relación a sus propios grupos, y ministerios bajo la guía de sus pastores.

Ø  Todos los miembros de la iglesia tendremos que hacer lo mismo para poder ser fieles a Jesús.

Ø  Aquí se trata de un problema concreto. Situaciones parecidas y también otras diferentes se presentarán a    lo largo de la historia de la Iglesia.

Ø  Al principio sólo tenían que atender a las viudas de la comunidad judía convertida al cristianismo. Eso no se les hacía tan difícil pues de alguna manera estaba ya en la fe de Israel atender a los pobres: viudas y huérfanos.

Ø  Pero ahora no sólo están las viudas que hablan hebreo, están las que hablan otras lenguas,  proceden de otros países y viven en Jerusalén o en otras partes del territorio judío.

Ø  Este relato de hechos nos hace descubrir que en la primera comunidad, o sea en la Iglesia naciente, el modelo ideal que se nos presenta al describir aquella comunidad, no está exento de dificultades y graves.  

Ø  Ante esta situación que es de siempre, la comunidad de los creyentes tiene que ponerse a la escucha del Espíritu de Jesús que les recordará lo que Jesús enseñó, “ámense unos a otros como yo los he amado….”

Ø  Así nacerán más tarde en la iglesia los concilios locales o universales que ahora llamamos ecuménicos, donde se estudiarán los problemas que la sociedad irá presentando a la fe de la Iglesia y a los que ella tendrá que buscar solución escuchando en comunidad lo que el Espíritu de Jesús dice a la Iglesia.

Ø  Tal vez fuera bueno mirar si no pasa algo de esto en nuestras comunidades parroquiales, en nuestros movimientos apostólicos….
SALMO RESPONSORIAL. Sal 33, 1-2. 4-5. 18-19
R. (22) El Señor cuida de aquellos que lo temen. Aleluya.
Que los justos aclamen al Señor;
es propio de los justos alabarlo.
Demos gracias a Dios al son del arpa,
que la lira acompañe nuestros cantos.
R. El Señor cuida de aquellos que lo temen. Aleluya.
Sincera es la palabra del Señor
y todas sus acciones son leales.
El ama la justicia y el derecho,
la tierra llena está de sus bondades.
R. El Señor cuida de aquellos que lo temen. Aleluya.
Cuida el Señor de aquellos que lo temen
y en su bondad confían;
los salva de la muerte
y en épocas de hambre les da vida.
R. El Señor cuida de aquellos que lo temen. Aleluya.
*     La segunda estrofa de hoy termina diciendo: la tierra esta llena de sus bondades, de las bondades de nuestro Dios y Señor.  Que frase tan bonita y sobre todo tan reconfortante para nosotros que tantas veces andamos asustados y temerosos de nuestro buen Padre Dios.

*      Y a cada estrofa que el lector o la lectora leerán, la asamblea responderá “el Señor cuida..."
SEGUNDA LECTURA – 1Pe 2,4-9
Desde el segundo domingo de Pascua estamos leyendo en la segunda lectura fragmentos de la Primera Carta de Pedro. ¿Qué sabemos de esta carta?

ü  Veamos los versículos con que empieza la carta:

ü  Pedro, apóstol de Jesucristo, es decir que Pedro es quien escribe esta carta

ü  Y la escribe a los elegidos, los bautizados-consagrados, de una vasta región de Asia

ü  Y si pasamos ahora al final de la carta, al capítulo 5,12 Pedro nos dice que escribe esta carta por medio de Silvano, es decir que la escribe este tal Silvano, pero el mensaje es de Pedro.

ü  Los destinatarios que hemos dicho están esparcidos por una gran extensión de regiones de Asia, hace pensar que va dirigida a personas emigrantes que trabajan lejos de sus países y hogares, personas pobres y también personas despreciadas en la sociedad, personas que como ahora pasa también con nuestros hermanos y hermanas emigrantes que trabajan lejos de su patria,  la sociedad mira sólo como objetos de producción, se han olvidado de mirarlos como a personas como a hermanos, como  iguales.

ü  Tal vez esto explique el tema central de la carta, los sufrimientos de Cristo que dan sentido a nuestro sufrimiento.

ü  La palabra sufrir y sufrimiento se repite muchas veces en esta carta.

  el mensaje de este domingo.
«  La última oración de la segunda lectura nos dice que somos un pueblo de sacerdotes, llamados a proclamar las alabanzas del que nos llamó de las tinieblas a la luz.

« Jesús con su muerte en la cruz nos ha sacado de las tinieblas y nos ha bañado en su luz que nunca se apaga.

« ¿Cómo puedo yo ser sacerdote del altísimo? Por nuestro bautismo todos somos llamados y podemos cantar las alabanzas de Dios nuestro Padre, de Jesús nuestro Hermano y del Espíritu nuestro Guía y Maestro con nuestra vida de familia, de trabajo, de recreación, de sufrimiento, en fin con todo cuanto somos, tenemos y hacemos.
EVANGELIO  Jn 14,1-12
*     Jesús invita a sus apóstoles y en ellos a nosotros todos a no inquietarnos, otras veces nos ha dicho no tengan miedo, o nos ha dado su paz, aquí nos dice “no se inquieten”
*     Crean, en quién en Dios y en Él.
*     Siguen una imagen bien sugestiva, la del cielo como casa (edificio) donde hay muchas habitaciones que Jesús mismo nos prepara. Cuando a nuestra casa viene alguien a visitarnos le preparamos un lugar acogedor, y cuanto más queremos la persona con más detalles lo hacemos. Dejemos que nuestra imaginación se impresione con esta hermosa imagen y esto nos mueva a entusiasmarnos con el pensamiento y la seguridad de que Jesús nos prepara la morada eterna con la Santísima Trinidad.
*     El texto nos presenta otras dos imágenes muy hermosas:
ü  El camino para llegar a esta morada es Jesús

  Que no sólo es el camino sino también la verdad y la vida.

Camino para descubrir la verdad para llegar a la vida.

ü  Quien ve a Jesús ve al  Padre

Jesus está en el Padre y el Padre en Él

Las palabras de Jesús son las que el Padre dice a Jesús
Las obras que Jesús hace las hace el Padre en Él

El texto termina con una afirmación por parte de Jesús que es ciertamente lo que hace que “no se inquiete nuestro corazón” :
LES ASEGURO QUE EL QUE CREE EN MI HARA LAS OBRAS QUE YO HAGO

E INCLUSO OTRAS MAYORES PORQUE YO VOY AL PADRE

RINCON CLARETIANO
Daba horror a cuantos lo sabían un viaje tan largo para 5 jóvenes en manos de hombres tan desconocidos, que ni siquiera nos habíamos avistado con este nuevo Capitán, por razón del cambio tan repentino que hubo el día antes de embarcarnos, como dejo referido, ni yo sabía si éste aprobaría el trato que habíamos tenido con el otro. Bendito sea para siempre Dios Nuestro Señor en todas las cosas, que en todo permitía al demonio fuese a desconcertar todas las cosas, para que después se diese más gloria a Su Divina Majestad.

Anduvimos tan guardadas bajo la custodia de éste (no sé si diga hombre o ángel) a este buen Capitán, pero mejor diré bajo el cuidado de mi Padre Celestial, que me había prometido tantas veces que estaría conmigo en todas las cosas. Así estaba tan conmigo este Divino Señor que por su infinita gracia causaba un tal respeto a toda la tripulación desde el primer día hasta el último, que siempre nos trataron con tal veneración que más parecía que llevaban en custodia cuerpos santos que criaturas de carne. Fue tanta la veneración y respeto que tuvieron, que les hacía andar siempre y en todo compuestos y ordenados en todo, tanto en palabras como en acciones tanto que  puedo asegurar no haberles visto ni oído, ya no digo palabras malas, sino ni la más mínima descompostura. ¿Quién no admira aquí el poder infinito de la mano de Dios?  (Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 138-139.)
En estos días, Dios N. Sr. me hizo saber cosas muy especiales para su mayor gloria y bien de las almas. Fui preconizado, vinieron las bulas de Roma a Madrid y, despachadas competentemente, de Madrid las llevaron a Vich los señores don Fermín de la Cruz y don Andrés Novoa, Pbros. muy ejemplares. Entre tanto yo me preparé con unos ejercicios espirituales de muchos días, en que escribí un Plan de vida para mi gobierno, y así preparado y dispuesto recibí la consagración en Vich, como diré en la tercera parte, Dios mediante.

El día 6 de octubre de 1850, día de S. Bruno, fundador de los Cartujos, a cuya religión había deseado pertenecer, día domingo primero de este mes de octubre; día del Santísimo Rosario, a cuya devoción he tenido siempre tan grande inclinación; en ese día, pues, fue mi consagración, juntamente con el S. D. Jaime Soler, Obispo de Teruel, en la Catedral de Vich. Fue consagrante el S. Obispo de aquella Diócesis, el llustrísimo Sr. D. Luciano Casadevall, y fueron asistentes los Exmos. e llmos. Sres. D. Domingo Costa y Bo-rrás, obispo de Barcelona y D. Fulgencio Lorente, obispo de Gerona. (San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 498-499)
BIBLIOGRAFÍA

CLARET, Antonio María. Autobiografía.

 PARIS, María Antonia. Autobiografía.

 SAGRADA BIBLIA, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española.